Blog

mi hermana….
nere ahizpa…..
by me

ni…
yo…

by my sister


Este fin de semana he vuelto a ser la aficionada a la fotografía que solía estar todo el día con la cámara colgando… y me ha encantado! Pienso repetir todos los días. Se me había olvidado que es la mejor manera de aprender, disfrutando, salseando y probando. 

Aqui tenéis una pequeña muestra. Espero que os guste!


Maite y yo estudiamos juntas fotografía en Madrid, hace ya unos cuantos años… bastantes! Cuando se quedó embarazada le prometí una visita antes de dar a luz… Casi no llego! Por fin fui a visitarle y me llevé la cámara con un sólo objetivo y aprovechamos para hacer algunas fotos.

Fue una visita relámpago de 24 horas. Me la encontré trabajando sin parar… Se permitió un ratito de sofá después de comer, pero poco… estuvo trabajando hasta el día anterior de dar a luz! 



Pocas semanas después volví a hacerle otra visita rápida de esas, esta vez junto a Tania, otra compañera de clase. Conocimos a Marco y al pobre no le dejamos respirar ni un poquito! Se portó muy bien, pero dejó claro que algunas de las cosas que le hacíamos no le gustaban nada! El pobre se encontró con tres fotógrafas preparadas para captar cada movimiento… Menos mal que su padre andaba vigilando y nos paraba de vez en cuando. 







Tris Tras es una guardería que lleva ya muchos años en Puiana. Ofrecen servicio a niños de 0 a 3 años y también disponen de un servicio de ludoteca para niños de 3 a 10 años.

Tienen un horario bastante amplio, abren a las 7 de la mañana y cierran cuando se va el último, hacia las 6- 7  de la tarde, lo cual es una gran ventaja para los padres que trabajan mucho o con horarios de tarde.

Los niños realizan actividades como psicomotricidad y manualidades, había un panel lleno de obras de arte, cada una con su firma!

Lo mejor de esta guardería es el trato con la gente, es muy cercano y todos los días los padres saben como han estado sus hijos y lo que han hecho. Llevan un diario donde se apunta todo. 

También tienen un buen servicio de catering con menús cuidados y bien detallados. Si algún niño sufre intolerancia a algún alimento se le pide un menú especial adecuado a sus necesidades.

Aprovechando que muchos niños estaban de vacaciones y estaban tranquilos, la semana pasada estuvimos haciendo las fotos y era una gozada verles limpiarse los dientes ellos sólos, quitarse los zapatos y meterse a dormir. Fuimos la atracción de la mañana, ¡todos querían salir en las fotos y se ponían delante de la cámara!

Por respeto a esos niños, hemos procurado no enseñar la cara de ninguno de ellos. Esas fotos las hemos guardado para sus padres.

Espero que os gusten!